paguina

La Escuela de Agua Buena comenzó este año con un plan para fomentar la lectura de sus alumnos y enseñarles la importancia del hábito de leer todos los días. Para eso, se está llevando a cabo un plan que abarca distintos ámbitos, entre los que destaca una visita semanal a la biblioteca.

“Teníamos poca literatura en la biblioteca, y  la vez era un lugar poco atractivo para visitar por iniciativa propia. Ahora los niños están más motivados, y visitan más seguido la biblioteca. Por eso creemos que ya estamos logrando que se interesen más por los libros”, explica Paulina Cáceres, directora de la escuela.

Con la ayuda Tinguiririca Energía y sus fondos concursables, el colegio logró comprar libros para tener mayor variedad, y una alfombra con cojines para crear un rincón donde sentarse a disfrutar de la lectura.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

1 × dos =